TODO LO QUE SIEMPRE QUISO SABER SOBRE EL BAGEL MONTREALENSE

Por Jason Lee

Montreal es el paraíso de los glotones y gastrónomos. La variedad culinaria que ahí se ofrece es infinita, lo que lo hace un destino de primera para los amantes de la buena comida. Clásicos quebequenses, gastronomía francesa, contemporánea, novedosa, y del mundo entero: todo lo bueno se come en Montreal.

Toda gran metrópoli que se respeta tiene un platillo o ingrediente que la hace famosa. Filadelfia tiene su famoso sándwich de bistec y queso, Tokio sus ramen, Londres su fish and chips. Montreal tiene el bagel.

Multicultural, Montreal ha visto olas de inmigración sucesivas. Cada nuevo grupo de inmigrantes ha traído consigo sus tradiciones culinarias. Los que provenían de Europa del Este aportaron dos alimentos que han moldeado la identidad culinaria de la ciudad: la smoked meat (carne ahumada) y el bagel.

Sabemos que el bagel llegó a América del Norte con los inmigrantes judíos de Polonia y de otros países de Europa del Este. Por el contrario, lo que está en debate, es saber quién lo dio a conocer en Montreal. Según algunos historiadores, se trató de Chaime (Hyman) Seligman, quien en el siglo XX, había abierto una panadería en el boulevard Saint-Laurent y entregaba bagels en su carreta.

Pero otros pretenden que fueron Isadore Shlafman y Jacobo Drapkin los primeros en dar a conocer el bagel en la ciudad. Ellos habrían abierto, en 1919, una panadería en un callejón, no lejos del boulevard Saint-Laurent, pero cuya dirección no fue catalogada sino a partir de 1932. En 1949, Isadore Shlafman habría abierto una tienda en la calle Fairmount, en el actual Mile End, con el nombre de Fairmount Bagel, que está abierta hasta el día de hoy y es atendida por sus nietos.

En 1953, Myer Lewkowicz trabajó para Seligman hasta que pudo abrir, en 1957, después de una breve colaboración con Shlafman, su propio comercio de bagels en la calle Saint-Viateur, el Bagel Saint-Viateur.

En comparación con el bagel de estilo neoyorquino, el pequeño pan montrealense, de mucha mejor calidad, es crujiente y dorado ya que está hecho a mano y se sumerge en agua endulzada con miel antes de cocerlo en un horno de leña.

La mejor manera de comer un bagel montrealense es darle una mordida cuando todavía está caliente, inmediatamente después de comprarlo en el lugar o también poniéndole un poco de queso crema. Si no puede comprarlos directamente en la tienda, no se preocupe, ya que los dos principales fabricantes los distribuyen en varios lugares de la ciudad.

No es raro que el bagel forme parte del pan preferido en los menús de los desayunos montrealenses. Incluso existen restaurantes donde es el rey, como en las sucursales del Hinnawi Bros Bagel & Café, donde se sirven 17 sándwiches hechos con bagel (de aguacate, cerdo deshebrado, res a las brasas o pimientos asados). El de Beautys Luncheonette es toda una institución ya que está relleno de queso crema, salmón ahumado, tomate y cebolla, e incluso fue presentado por Anthony Bourdain en el programa de CNN, The Layover.

Una anécdota crujiente: el bagel montrealense viajó al espacio. En efecto, el astronauta Gregory Chamitoff (el montrealense que es el sobrino del propietario actual de Faimount Bagel) no podía imaginar pasar seis meses en el espacio sin sus ansiados bagels, así que ¡tres docenas hicieron el viaje hacia la Estación Espacial Internacional con él!

Si interroga a los montrealenses, constatará que las opiniones están divididas: cada uno tiene su bagel favorito. Pero todos están de acuerdo en una cosa: ¡el bagel montrealense es por mucho, el mejor!

Algunos lugares donde comer bagels en la ciudad:

Bagel etc, 4320, boulevard Saint-Laurent

Beaubien Bagel, 828, rue Beaubien Est

Bagels on Greene, 4160, rue Saint-Catherine Ouest

Bagel St-Lo, 5411, rue de Verdun

District Bagel, 709, chemin Lucerne

Fairmount Bagel, 74, avenue Fairmount Ouest

Hinnawi Bros Bage & Café, varios lugares

MTL Bagel, 5452, avenue Westminster

R.E.A.L Bagel , 6647, boulevard Décarie

O’Bagel, 7010, avenue Henri-Julien, local B

Saint-Viateur Bagel, 263, rue Saint-Viateur Ouest

Ville Emard Bagels, 6556, boulevard Monk

Jason Lee

Jason Lee, bloguero

Hay dos cosas que Jason ama en esta vida: comer y tomar fotos. En su blog, Shut Up and Eat, pasa a la mesa y comparte recetas y críticas. La misión que Jason se propuso es clavar su tenedor en todos los restaurantes de Montreal, ya que su apetito justifica los medios.

[COVID-19] Para estar al tanto de la situación actual
Más información