QUÉ ECHAR EN LA MALETA PARA ENFRENTAR EL INVIERNO DE MONTREAL

Isa Tousignant

En Montreal, el invierno es mágico. Es como en el cine: grandes copos que brillan al sol y que cubren los árboles con una capa blanca. Pero eso sí, ¡hace mucho frío! A los visitantes de los países cálidos les puede resultar difícil imaginar cuánto puede bajar el termómetro. Entonces, como expertos de la temporada de frío, le ofrecemos una lista de artículos para incluir en su maleta (sin tener que gastar innecesariamente).  

En capas como una cebolla

La clave para mantenerse caliente en el invierno es vestirse con varias capas de ropa. Véalo como las diferentes capas de una cebolla. Si quiere evitar gastar hasta $ 500 dólares en un abrigo de invierno que solo usará en un viaje, use capas de ropa debajo de su vestimenta de todos los días. Le aconsejamos calzoncillos largos o chalecos hechos de telas transpirables, como el polipropileno, la lana merina o la seda. La ropa térmica perfecta deberá estar ajustada al cuerpo, pero no demasiado. Debe pensar como en una segunda piel que creará una capa aislante, delgada, entre la epidermis y el textil exterior. En tiendas como MEC y Sports Experts encontrará lo que necesita.  

Una segunda piel

Las capas cálidas y delgadas son ideales para el confort y la versatilidad. Para pasar del exterior (por ejemplo de un paseo por el Mont Royal) al interior (una cena junto a la chimenea, ¿tal vez?) sin tener que desviarse a su habitación para cambiarse, piense en capas que pueda quitarse y ponerse fácilmente. Una vez que haya elegido su ropa interior, agregue un par de pantalones y uno o dos suéteres bastante delgados hechos de fibras sintéticas como el nylon o la microfranela, o telas naturales como la lana. La marca montrealesa Desloups confecciona abrigos de lana virgen forrados de piqué térmico y tienen elementos especialmente bien pensados como grandes cuellos abrigadores. Para la capa final, en lugar de comprar un abrigo de invierno muy caro, elija un abrigo ligero, como un impermeable o rompevientos, que mantendrá las otras capas secas y evitará que le cale el viento. Y si se siente tentado por un verdadero abrigo de invierno, le informamos que las marcas montrealenses Kanuk y Arc’Teryx le ofrecen excelentes opciones fabricadas de manera ética.

Piense en los accesorios

Se dice que el calor se escapa especialmente por la cabeza, ¡así que asegúrese de cubrirla! Un gorro de lana suave y grueso es una necesidad en Montreal. Los guantes (de preferencia dobles) también son esenciales, al igual que una bufanda grande y suave, para proteger sus manos y la garganta del frío. Para una protección adicional, póngase un chal alrededor del cuello por encima de su abrigo. En las boutiques Roots encontrará una amplia variedad de bonitos accesorios de invierno hechos en Canadá. Para agregar un toque de moda, visite las boutiques m0851 o Rudsak.  

¡No olvide los pies!

Se recomiendan botas de invierno, pero si solo está en Montreal durante una semana, es posible que no quiera invertir en un par que sea demasiado caro. Use el mismo principio que para el resto de su cuerpo: aplique capas. Comience con un par de calcetas calientes (una tienda departamental como La Baie d’Hudson es perfecta para encontrar unas). Para agregar una capa más, póngase unas mallas que cubran el espacio entre tus pantalones y sus calcetas. Si tiene botas de senderismo con aislamiento Goretex, esto será suficiente. Lo más importante es evitar la humedad. Si es necesario, un par de botas de trabajo de puro cuero funcionarán bien pero, al comprarlas, considere que  probablemente querrá usar un segundo par de calcetas. 

Los pequeños detalles que hacen la diferencia

Si planea disfrutar del aire libre, por ejemplo, participando en la Fête des neiges de Montréal o bailando bajo las estrellas en el Igloofest, tenga en cuenta que existen pequeños productos como calienta manos o calienta pies que pueden hacer toda la diferencia. Manténgase en movimiento para activar su circulación sanguínea. Y, finalmente, prepárese algún bocadillo con alto contenido calórico (como granola, nueces y chocolate) que se digieren lentamente y le dan combustible a su horno interior. ¿Y por qué no un termo lleno de alguna bebida caliente (como chocolate con crema de coco) que le mantendrá reconfortado todo el día?

Isa Tousignant

Isa Tousignant, bloguera

Isa Tousignant es una periodista de arte y estilo de vida que reside en el sector multicultural de Parc Extension en Montreal. Es editora colaboradora de la revista Canadian Art y escritora independiente para diversas revistas y marcas. Además, es diseñadora de joyas y se apasiona por la ropa inspirada en animales y el papel que desempeña en el arte contemporáneo.

 

Siga leyendo: AL CALOR DE UNA CHIMENEA

[COVID-19] Para estar al tanto de la situación actual
Más información