MONTREAL DESDE EL AGUA

Por Laure Juilliard

Para que se sienta como un pez en el agua y se la pase de lo mejor o experimente emociones fuertes, sumérjase en esta guía de deportes acuáticos que se pueden practicar en Montreal.

Leve el ancla

A bordo del crucero AML Cavalier Maxim descubra Montreal en el agua, desde el Viejo Puerto hasta las Islas Boucherville. En compañía de un guía certificado, que le enseñará muchas cosas interesantes sobre la ciudad, disfrutará un panorama impresionante desde la terraza del barco que lo dejará sin palabras. Para un brunch o una cena con fuegos artificiales, es toda una experiencia la que le espera en el crucero. A bordo del Bateau-Mouche, se le ofrece otro tipo de excursión urbana más cercana al agua, donde los placeres de la mesa riman con los magníficos panoramas. Se puede elegir entre la versión cena, descubrimiento o velada especial. Para un crucero privado o una ocasión especial, llame al equipo de Navark, que cuenta con una flota de 10 barcos de 2 a 200 pasajeros. También cuentan con cruceros de 5 a 7, vino y quesos, fuegos artificiales o patrimoniales. ¿Cansado de tomar el transporte público o de conducir? Utilice el servicio de transporte por el río para visitar, por ejemplo, el parque Jean-Drapeau o la isla Sainte-Hélène. Durante el viaje, podrá apreciar el circuito Gilles Villeneuve, la cuenca olímpica y el sendero del Jardin des Floralies. Se proponen otros recorridos para descubrir, entre otras cosas, la ciudad de norte a sur.

Pásela bien en el Viejo Puerto

El Viejo Puerto es, por supuesto, uno de los lugares favoritos para experimentar el lado acuático de Montreal. Desde el fin de mediodía hasta la puesta de sol, deléitese con una elegante sesión de bronceado en un camastro, bajo las coloridas sombrillas de la playa de l’Horloge. ¿Comienza a sentir mucho calor? Si no puede saltar al río, refrésquese con los atomizadores de agua que están a su disposición. A su propio ritmo, explore el Viejo Puerto en un hidropedal con Écorécréo o a bordo del Petit Navire, un bote ecológico de propulsión eléctrica. Tenga en cuenta que también es posible descubrir las maravillas del Saint-Laurent en un tour de pesca privado, en el que podrá pescar un lucioperca, un lucio o un esturión. La experiencia será perfecta ya que se finaliza con un picnic en una isla.

Iniciarse en el surf

¿Quiere practicar surf en el río San Lorenzo? ¡Todo un reto acompañado de una buena dosis de adrenalina! KSF es un apasionado equipo de aventura, naturaleza y agua que le ofrece experiencias inolvidables y certificadas ecoresponsables. Además de clases de surf, ofrece recorridos, tranquilos o más agitados, en kayak y en SUP (tabla y remo) que pueden ser. ¿Es un poco friolento? Deje que salga el Kelly Slater que lleva dentro sobre la ola artificial de Oasis Surf (en Brossard) o de Maeva Surf (en Laval).

Deportes extremos

Para disfrutar de emociones fuertes, iníciese en las motos de agua con WET SET MTL o con los barcos a toda velocidad en los rápidos de Lachine con Saute-Moutons. Rafting Montréal ofrece igualmente excursiones emocionantes (rafting, botes a chorro de agua, luge en el agua o rafting en grupo) en las olas de Lachine. ¡Prepárese para enfrentarse a un turbulento ambiente acuático!

Meditar en el agua

SUP yoga, ¿por qué no? Equilibrándose sobre una tabla de surf con el murmullo del agua como fondo, los primeros rayos de sol toman otra dimensión. Los estudios sobre el agua Pop Spirit son perfectos para comenzar a hacer surf de remo (SUP). ¿Prefiere quedarse en tierra firme pero disfrutando de la vista que el agua le ofrece? El Bota Bota, spa en el agua, en el Viejo Puerto, ofrece un recorrido acuático completo y un hermoso jardín a orillas del río, con la opción de darse un chapuzón en el río San Lorenzo.

Deslizarse en el agua

Ya sea en kayak o en una embarcación recreativa, el canal de Lachine se percibe de manera distinta sobre el agua. Aventures H2O ofrece, entre otras cosas, la renta de botes (bote eléctrico, rabaska, kayak individual y para dos personas, hidropedales de dos a cuatro pasajeros) y paseos para descubrir los secretos del Canal.

Espíritu festivo

Durante los días soleados, el parque Jean-Drapeau se transforma en un balneario. A tan sólo cinco minutos del centro de la ciudad, la playa Jean-Doré ofrece un agradable banco de arena para pasar el rato, practicar deportes acuáticos o jugar voleibol. Con sus grandes y hermosas piscinas al aire libre, el complejo acuático del parque es también un buen lugar para descubrir. Y si busca deleitar a los niños, llévelos al Parque Aquazilla, donde una carrera de obstáculos en el agua les hará gritar de emoción.

¡Qué tenga un buen viaje sobre el agua!

Laure Juilliard

Laure Juilliard, bloguera

Laure es la fundadora del blog “Una parisina en Montreal”. Redactora y administradora de comunidades, Laure es también trotamundos y epicúrea, siempre en búsqueda de conceptos novedosos y recomendaciones. A principios de 2016, cofundó Slow Journeys, una revista en línea sobre turismo ecoresponsable y diseño.

[COVID-19] Para estar al tanto de la situación actual
Más información